ARCH ENEMY / WAR ETERNAL (2014)



Nuevo disco, nueva cantante, más joven y rica que la anterior. !Bien Amott! 
WAR ETERNAL es uno de los álbumes que más he disfrutado escuchar en este 2014, porque me convirtió en un seguidor de ARCH ENEMY. En la época de Gossow, la agrupación no me llamaba la atención. Sin embargo después de escuchar el WAR ETERNAL, revisé la discografía de la banda y encontré un par de álbumes de los tiempos de la colorada (Gossow) que agregué a mi lista en Spotify. Y escuhando obras de sendas vocalistas, llegué a la conclusión de que al escuchar a ARCH ENEMY la diferencia entre ambas es el matiz vocal, porque si bien ambas manejan el mismo registro gurtural agudo, Gossow suena demónica mientras Alissa tiene un tinte definitivamente vomitivo a la hora de cantar. 


Líricamente el álbum propone el concepto de que la vida es una GUERRA ETERNA contra aquellas entidades sociales, políticas y religiosas que tratan de alienarnos y controlarnos desde que nacemos. Demos una mirada paciente a la muy bien lograda portada del álbum y notaremos que estas instituciones están representadas por seres antropomorfos con cabezas de cerdos y ratas (metáfora visual, los políticos y los líderes religiosos son cerdos y ratas, jejejeje) quienes están reunidos alrededor de un neonato, (representación de la pureza e inocencia del ser humano) cada uno con un objeto, presumiblemente de regalo para el recién nacido.



El álbum entero está bien balanceado, 14 canciones. Cada tema es distintivo y para durar 50 minutos, con un cover incluido al final, el trabajo mantiene el interés del escucha hasta el fin, entretiene y agrada. Gran producción de sonido, cada instrumento suena claro y diferenciable, cero saturación. Alissa se acopla soberbiamente con la banda y en conjunto logran un melodeath, directo, fresco y memorable.
Ammott repasa una vez más la estructura melódica del Heartwork con su guitarra en el WAR ETERNAL. Ese es uno de los puntos más fuertes del álbum, el acompañamiento a modo de coros que Ammot realiza con las melodias en los versos de las canciones detrás de los gruñidos de Alissa. Aunque dentro del melodeath es acostumbrado hacer esto, el mérito de Ammott está en hacerlo en los momentos indicados sin abombar al escucha con la misma fórmula una y otra vez.
Este álbum tiene la colección de los mejores solos de guitarra que he escuchado en mucho tiempo, son sencillos, acertivos inteligentes y emocionales. Claro ejemplo de que no hay que recorrer todo el mango de la guitarra a 50mil kl por hora con el fin de impresionar con una prima de guitarra. La sección rítmica de la banda cumple a cabalidad y entregan riffs y acompañamientos percusivos que varían entre death grind, thrash, groove con total naturalidad y coheción en los temas. Desafortunadamente Sharlee D’Angelo, se limita a un relleno predecible en el bajo, que si bien es muy perceptible y no desagrada, tampoco destaca de ninguna forma particular y la voz de Alissa no explora matices limpios y melódicos, aspectos que hubieran brindado más color y variedad al trabajo fonográfico.

DESCARGA SPOTIFY

2 comentarios

Click here for comentarios
4 de noviembre de 2014, 18:28 ×

No Tengo mucho que acotar... decir que he escuchado toda la discográfica seria mentir y no lo digo por otros, como es el caso del editor de este Blog que a fuerza de un mejor trabajo editorial tubo que obligado escucharlo... pero solo puedo decir una sola palabra para referirme sobre Arch Enemy y es Excelente.

Responder
avatar
admin
7 de noviembre de 2014, 0:16 ×

En mi opinión, este álbum es resultado de un proceso de maduración que comenzó a mediados de los 90. La naple que me parece el mejor logrado de la banda, que pena por Gossow, pero justamente Amott y compañía empiezan a confeccionar sus mejores tonadas si la man.

Responder
avatar
admin

Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment