ROCK DE HORROR: THE DEVILS REJECTS




"Quiero que le reces a tu dios. Quiero que le reces para que venga y te salve. Quiero que un relámpago me caiga en la puta cabeza. Oh, puedo sentirlo, puedo sentirlo. Oh dios todo poderoso, me arrepiento, me arrepiento, dios todo poderoso, el espíritu santo está en mi cuerpo" Dice Otis (el personaje de Rob Zombie) frente su víctima, un cristiano evangélico, que yace desangrándose en el piso. Endurece su rostro, mira con determinación al hombre de mediana edad que con dificultad simplemente susurra: "Dios bendice las aves", mientras se ahoga con su propia sangre y Otis  añade: "Soy el Diablo, y estoy aquí para hacer su obra." 

De ahí lo que sucede es deber de cada uno por descubrir, hay que ver  THE DEVILS REJECTS del director Rob Zombie. Es una película de tan buen gusto, tan bien dirigida y actuada. Tiene unas escenas memorables y unos diálogos sencillos pero tan brillantes que todo el contexto en que se dicen genera sorpresa y eriza la piel, como la escena que describí en el párrafo anterior.

En cuanto a la canción emblema de este filme, es un consagrado clásico del Rock que no necesita presentación, sin embargo tengo que advertir: SPOILERS A CONTINUACIÓN.

Si eres de los que se amagargan la vida porque te dan información escencial de una peli, no veas el video y en vez de eso mira el filme. Sólo me queda decir que lo que el video que viene, es uno de los momentos más épicos que haya visto en una película.



Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment