RESEÑA: CANNIBAL CORPSE/ A SKELETAL DOMAIN (2014)




El pasado 16 de septiembre, hace ya un mes, salió a la venta el 13avo álbum de los viejos Cadáver Canibal. En lo personal, el último gran álbum de la banda fue  BLOODTHIRST (1999). De allí en adelante los viejos Cadáver Canibal siguieron lanzando álbumes y manteniendose a pesar de todos los cambios que vinieron en la cultura y la tecnología. Su  ciclo creativo sufrió altibajos, por un lado tenemos los genéricos: GORE OBSESSED (2002), KILL (2006) y EVISCERATION PLAGUE (2009). Por otra parte existen grandes aciertos en su discografía como: El EP WORM INFESTED (2002), gran portada y exelentes temas, uff un vuelo total el cover de Metallica. El ultraviolento y terrorífico THE WRETCHED SPAWN (2004) y el más reciente TORTURE (2012), una verdadera cátedra del señor Alex Webster en el bajo, el tipo se explaya en la cuerdas gruesas como en ningún otro elepé de la agrupación. Si hay una banda de Brutal Death Metal a la cual coleccionar por su rica e interesante discografía, Cannibal es esa banda.

Si hablamos de Cannibal Corpse, obligadamente tenemos que mencionar el planteamiento de sus ilustraciones. Tal fue el impacto del señor Vincent Locke en mi adolescencia, que aprovechaba toda visita al Mall para ingresar en la tienda de música y dar rienda suelta a la tortura gustosa de contemplar la portada del BUTCHERED AT BIRTH (1993)  y volver a casa perturbado por la ilustración. Hasta ahora el arte de Locke genera inquietud en mi, ejemplo claro es la acuarela del THE WRETCHED SPAWN, el sólo hecho de imaginar todas las situaciones grotescas y horrendas que tuvieron lugar para que el tema de la portada cobre vida, estimula y trastorna a la vez.

El impacto en su presentación gráfica disminuyó desde KILL (la portada más aguada de su discografía), ¿será que se estaban ablandando o adaptando? ¿Preferencias personales a la hora de decidir la portada de los álbumes?.El EVISERATION PLAGUE tiene un par de zombies en la portada haciendo nada, posando como figuras de acción para niños. Finalmente el TORTURE, presenta una idea interesante por medio de una proteccion de cartón que simula una mirilla por la cual odemos espiar a un zombie asesino serial con un rostro que transmite su delicia por matar. Si corremos totalmente la mirilla captaremos en totalidad la ilustracion de Locke. Sin embargo prefiero el golpe estético directo de una portada sangrienta y ofensiva como en antaño, acompañada por el logo:


En este punto GORE OBSSESED y THE WRETCHED SPAWN se llevan en peso a aquellos álbumes. En SKELETAL toman un rumbo diferente en el arte, no es sangrienta pero si siniestra y presentan una ilustración integral multicromática, con un concepto gráfico bien definido.

Ahora, dejando a un lado el aspecto gráfico, hay que reconocer que siempre se mantuvieron fiel a su sonido a través de 5 álbumes. Ser una de las bandas de death metal mejor establecidas a nivel mundial tampoco les hizo mal durante estos 14 años. O sea, hablar de Cannibal Corpse a estas alturas del partido es hablar de una marca  poseedora de un nicho establecido. Seguidores es lo que les sobra y algunos de nosotros en algún momento, como muchos ahora, seguimos coleccionando los álbumes de Cadáver Canibal por el impacto visual del arte en las portadas y porque a todos nostrotos todavía nos gusta el sonido de la agrupación.


A SKELETAL DOMAIN, es un álbum que retoma los elementos de los inicios de la segunda etapa de Cannibal Corpse, me refiero a álbumes como: Vile, Gallery of Suicide y Bloodthisty. Regresan los puentes a medio tiempo, el uso prolongado de silencios, descargas de acordes de poder en los temas y ese jugoso groove marcado por la sección rítmica, aparte de toda la carnicería incesante a la que nos tienen acostumbrados los Cannibal en riffs y solos de guitarra. Este álbum está enfocado en la batería, el trabajo de Paul es exelente, la afinación de los tones y del Goliat de piso tienen una profundidad facinante que envuelve al escucha, además de como combina su ejecución con los platillos. La interpretación de la batería es crocante, dentro de un estilo como lo es el brutal death metal, el señor Mazurkiewicks se pega unos redobles, cambios de tiempos y combinaciones sonoras entre el redoblante y el doble bombo exquisitas. La mezcla del álbum es una de las mejores dentro de su discografía, todas las frecuencias están debidamente niveladas y no hay detalle que se pierda. Es un placer enorme escuchar nuevamente una sesión de temas interpretados por Alex Webster y su bajo, que si bien no tiene el protagonismo del genial Torture, se mantiene presente y muy notable durante todo el elepé.Y eso no es un accidente, Webster quiso enfocar este álbum de Cannibal exclusivamente en la percusión, entonces como buen líder que es, se hace a un lado y permite que Paul sea la estrella del Skeletal Domain. A Corpsegrinder no se le puede imputar nada, el tipo canta mejor con el paso del tiempo, se pega unos fraseos frenéticos en la mayoría de temas que a uno le ponen la piel de gallina y al final sólo te dejan con una idea en la cabeza dando vueltas: !Esto es death metal carajo, así se hace hijueputa! La confección de guitarreos sigue manteniéndose sólida, la ausencia de Owen sigue sin ser notada, O`Brien y Barret nos entregan una verdadera banda sonora de horror en las 6 cuerdas, matanza absoluta.

Mi única queja es la extención y duración del elepé:  12 temas, 42 minutos. El álbum se mantine intenso y fresco hasta el 8tavo tema, no puedo despegarle los oídos hasta Icepick Lobotomy. Es un riesgo fulminante si de 12 los últimos temas no son totalmente distintivos y memorables en un género como el death metal. 10 temas, de 32 a 35 minutos hubieran sido suficientes para entregar esa descarga asesina que acostumbran brindar los neoyorquinos, hay de 2 a 3 temas que si bien no son malos, tampoco suman significativamente al balance del disco; hubiera sido mejor que los editen en un EP aparte.

Mención especial a los temas: HIGH VELOCITY IMPACT SPLATTER, SADISTIC EMBOIDIMENT, KILL OR BECOME, FUNERAL CREMATION y ICEPICK LOBOTOMY.

Ojalá que los Cadáver Canibal sigan esta tendencia en álbumes siguientes, de esa forma tendremos, no sé, de aquí en unos 5 años otro The Bleeding  o Vile, ojalá. En términos generales, A SKELETAL DOMAIN es un buen intento de Cannibal Corpse de vover a confeccionar material memorable. Es un álbum bueno y sólido dentro de la discografía de la banda. Dentro de la escena, sigue siendo testimonio de que por algo Cadáver Canibal es pilar fundamental del death metal, y una banda que ha desarrollado un sonido que ha sido copiado por otras bandas hasta el cansancio. Y al decir verdad si hubiera sido de inferior calidad (que era lo que esperaba) de igual forma lo iba a escuhar una y otra vez en el intento de sacarle lo mejorcito a la obra fonográfica. El hecho es que en lo personal este disco entra en la lista de aciertos al lado de su antecesor: Torture.

2 comentarios

Click here for comentarios
16 de octubre de 2014, 19:11 ×

:O voy a escucharlo, espero m guste jijiji

Responder
avatar
admin
16 de octubre de 2014, 20:25 ×

Entrarás en un mundo sangriento de voliencia, muahahahaha

Responder
avatar
admin

Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment