GEMAS DE ANTAÑO: ROTTING CHRIST/ NON SERVIAM (1994)


 "La expresión latina Non Serviam equivale a "no serviré". La frase se atribuye generalmente a Lucifer, quien se dice que pronunció estas palabras para expresar el rechazo a servir a su Dios en el reino celestial."



Creo que está de más que recomiende este álbum en este espacio, la genialidad de los griegos en esta etapa de su discografía brilla por sí misma. Los griegos son un hito en la historia del metal extremo por la simpleza de su fórmula musical. La sencillez de los elementos que ponen en la mesa al momento de crear música cautiva por lo didáctico que resulta la amalgama de técnicas que constituyen el ABC de cualquiera que sepa ejecutar cualquiera de los 3 instrumentos básicos del metal. Sin embargo, su música está muy lejos de ser ordinaria, todo lo contrario, los ROTTING CHRIST son dueños de un sonido único.

En una época en que la tendencia del black metal incluía mal producir el sonido de las bandas con el propósito de que suene crudo y agresivo, lo griegos proponen una dirección creativa totalmente contraria a lo estipulado y con ella un nuevo sonido: El black metal griego, (si es que se lo puede llamar así) escuelita que seguirían bandas como NECROMANTIA y VARATHRON.

Si bien desde el "Passage to Acturo" la estrucura de los griegos se definió, los elementos que hacen tan memorable los 3 primeros álbumes de la agrupación se mantienen en el NON SERVIAM: 

La afinación en MI genérico.- Probaron que no hay que bajar a RE o SI para sonar extremo.

La claridad de todos los elementos de la pieza musical.- El propósito ejecutar una pieza musical es que se aprecien todos los instrumentos, sean fácilmente percibibles y que suenen bien.

El énfasis en juegos de escalas cromáticos.- Con ambas guitarras seguidos de rasgueos sinuosos sobre el acorde y descargas como acompañamiento rítmico. Rotting Christ logró sonar épico, melancólico, reencoroso con una simple susesión melódica de ambas guitarras.

El uso de armónicos de guitarra.- Convertido ya en una firma reconocible en los álbumes de la banda (El gato de Visions Of A Blind Order en el Sanctus Diavolos) el uso de armónicos por lo general ayuda a enfatizar el feeling de alguna estrofa o coro, otras veces termina emulando los maullidos de un gato.

Una percución que acelara poco y que se mantiene a medio ritmo casi siempre. Si hay algo característico de Rotting Christ es que el 70% de su repertorio musical es a medio tiempo, sus temas más memorables e himnos no pasan de los 70bpm.

Y una voz totalmente desgarradora y adolorida.- Ese estilo de vocalizar con la pura garganta que da la impresión de aclarse en cualquier momento generando un estertor agónico.

Cabe destacar el acompañamiento simple de mantenimiento de acordes por parte del teclado, ambienta de manera perfecta todos los temas.

Este es un elepé que te agarra desde el primer tema con el riff delicadamente viteleado de "The Fifth Ilusion" que aparece en el parlante derecho, para completar la imagen con un paneo perfecto ilustrado por la descarga de la guitarra faltante en el parlante izqueirdo seguido de la entrada del bajo,  la batería y la contundencia de un grito a todo pulmón que abre el álbum de manera sólida y extrema. ¿Suficiente?, por si fuera poco el siguiente tema es "Wolfera the Chakal". !Qué más pedir!


Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment