COMENTARIO: BABY METAL (2014)




Japón es un país en el cual la concepción de lo tradicional convive perfectamente con las tendencias modernas de concebir el arte, es claro para cualquiera que esté un poco familiarizado con un poco de la cultura japonesa que a la hora de usar recursos para expandir el concepto de cualquier producto artístico los  japoneses pueden tomar de todo. En adición, la preparación en ejecución de los instrumentos musicales entre sus ciudadanos es de nivel profesional. 

BABY METAL, es un producto musical MUY INTERESANTE concebido con el fin de ser mercantilizado  a los niños y púberes japoneses y del resto del mundo. El concepto que transmite, y mediante el cual debe ser valorada esta banda, es el KAWAI-METAL, o metal tierno, esto lo logran usando un grupo coral J-pop de pre-púberes, quienes asumen el rol de heroínas del metal, delante de cinco músicos que son más que eficaces en sus instrumentos,  quienes desempeñan el papel de espectros, a la GOSTH, pero en su respectiva versión japonesa. El núcleo de la banda son las coreografías ejecutadas por las 3 niñas, cada canción tiene su propio baile y en vivo resulta un espectáculo muy entretenido ver a las BABY METAL.


Musicalmente su sencillo "Megitsune" es una muestra clara de lo que presenta su primer larga duración auto-titulado, el resto del trabajo nos presenta una banda que tiene una fuerte base de power metal y que añade de manera sinérgica otros elementos de varias vertientes del metal, ahh! ¿mencioné que algunos de los pasajes suenan a canciones infantiles? Sin que esto llegue a sonar ridículo, tiene mucho sentido dentro de lo  que propone la banda, claro, si eres una persona que valora las bandas dentro de su contexto te gustará, pero si eres un escucha inflexible, es probable que te ofendas con este tipo planteamientos musicales.

Otro aspecto llamativo de la banda es que es una banda japonesa que suena a METAL JAPONÉS, no a metal europeo, no a metal gringo, y eso es gracias a la inclusion de pasajes de obras KABUKI y la vocalización en su idioma nativo. El álbum entero es un buena experiencia sónica para el melanómano consagrado, para el escucha de turno puede pasar desapercibido o provocar burla producto de su ignorancia cuando deberían tomar a este tipo de bandas como un ejercicio de escucha para ampliar su criterio, es con esa actitud con la que se debe abordar el trabajo de las japonesas.

Eso sí, se les acaban las coreografías y se acaba BABY METAL.

Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment