Reseña: Lacuna Coil - Delirium (2016)

delirium

Reseña del octavo lanzamiento de la banda italiana de Gothic Metal bajo el nombre de "Delirium".

Delirium


Lacuna Coil es una banda de Metal Gótico formada en Italia allá por el 94, época en la que muchos sub-géneros de metal en Europa ganaban relevancia y una enorme fanaticada. La banda formada por Marco Coti y Andrea Ferro rápidamente se convirtieron en una de las más influyentes de la escena gótica en Italia y el resto de Europa, pero a nivel comercial no habían logrado trascender, especialmente cuando hablábamos de la escena americana. Pues eso cambió con el pasar de los años gracias a la conocida fórmula de cambiar un poco el estilo en el sonido para captar más público, abandonando así la mística underground y volviéndose un éxito en ventas.

y es así como esta banda, ya consagrada en el ahora Metal Gótico Alternativo/Moderno continúa su carrera discográfica llena de éxitos y buenos discos (para unos) hasta este 2016 en el que nos presentan "Delirium" su octava obra, la cual nos presenta a los italianos en un centro psiquiátrico listos para contarnos algo. ¿De que va todo esto?

Lacuna Coil


Debo aclarar que no soy seguidor de la banda y mi experiencia con los mismos se limitan a sencillos y "cañonazos del momento"... Dada esta aclaración, les comento que mi experiencia con este álbum fue muy refrescante, ya que en mi opinión, los italianos saben mostrar un producto de buena calidad sonora y moderna, pero sin caer en las pretenciones de la mayoría de las bandas americanas que se creen los seres más macabros del universo por usar máscaras de terror o subir los efectos al máximo. Tampoco estamos ante la empalagosa agrupación con voces de soprano que intentan romper las copas de toda la habitación y sangran petróleo

Este álbum es sencillo, entretenido y variado; con los ya conocidos riffs alternativos centrados en la rítmica y que se acompañan muy bien con un poderoso bajo y acompañamiento de batería. Un agresivo Andrea Ferro que ahora está experimentando más con guturales y una Cristina Scabbia que sin ser la mejor cantante del mundo, nos muestra una calidad excelente y melodías muy simpáticas que agradan y no saturan; hecho por el cual es siempre considerada entre las mejores de la escena. Todo esto obviamente se complementa con el buen uso de los sintetizadores que dan esa atmósfera tan característica del género.



En conclusión, estamos ante un trabajo que los seguidores más conservadores del Gothic Metal van a detestar, pero los oídos más descomplicados van a disfrutar, aunque sea un rato. 11 temas con 44 minutos de duración, más los bonos que encontrarán en versiones especiales que, además, cuentan con músicos invitados y demás hierbas. Un material no apto para rituales macabros, pero si para disfrutar de repente en familia.

Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment