CAPRICHOS MELANOMANOS 2: ACTITUD PARA ESCUCHAR MÚSICA


El diálogo abierto con un escucha sin prejuicios, no limitado a 20 o 30 bandas, con sed de conocer y vivir una experiencia nueva a través de la música es simplemente enriquecedor.

Aquellas cualidades en mi opinión componen la actitud  correcta para escuchar música, en el caso del metal por lo general cometemos el error de limitar nuestro espectro a las 20 o 30 bandas más comerciales, reconocidas y famosas, y desde ese criterio de valoración (mientras más conocida o famosa sea la banda es mejor en calidad, composición y propuesta) desdeñamos al resto de bandas, por pereza de involucrarnos y salir de nuestra zona de confort. 

Me he topado y he conocido escuchas de todo tipo, gente con un oído muy surtido que sin tener educación musical podían reconocer la calidad de una u otra agrupación mientras el resto no enganchaba con el planteamiento de dicha banda o bandas. Otros con un curiosidad ilimitada en cuanto géneros musicales se refiere, que no pueden abarcar todo porque le tiempo no les da, pero que al fin agarran del jazz, del electrónico y del pop, de la misma manera como del metal. 
Eso es madurar como escucha.

Y bueno, sucede que conversando con gran entusiasta de la música y el metal analizábamos las recomendaciones que no han brindado amigos, reseñas y conocidos a lo largo de los años y llegamos a un punto en común, que el factor más decisivo en el abordaje de tal o cual disco recomendado, no era tanto la música en sí, (que en la mayoría de los casos era buena música) sino la pasión con la que te recomendaban algo. 

Dar datos técnicos de un disco, describir como suena, cuantos canciones tiene y cuanto dura, está bien, es una recomendación descriptiva pero.... ESO CUALQUIER MAMADOR LO PUEDE HACER, lo que discutíamos con este gran entusiasta es que lo difícil es describir lo QUE ESE DISCO SIGNIFICA PARA TÍ Y PORQUÉ ES PARTE DE TU HISTORIA. Ese es el asunto, es más, coincidimos que las reseñas son un ESTILO LITERARIO, y es obvio que todo el mundo puede escribir mecánicamente, pero pocos pueden darle belleza a eso que escriben, y la belleza de las reseñas que han influenciado a mucha gente a través del tiempo a decidir escuchar uno u otro disco es esa PASIÓN, esa parte del escritor que gesta prácticamente el texto desde sus entrañas, y se nota porque lleva parte ÍNTIMA de quien lo escribió y allí está lo hermoso del asunto, desde el punto de vista artístico. 

Ahora se habla y escribe mucho de música como si fuera SÓLO un inventario, una lista, un catálogo de algo que está ahí para oír mientras estoy haciendo cualquier cosa.

NO POR LA PUTA! LA EXPERIENCIA DE LA MÚSICA VA MÁS ALLÁ DE ESO, CHUCHA!
Como por ejemplo lo que pasa con muchos álbumes de DEATH METAL. Punto importante del death metal, en mi opinión, es un tipo de género de apreciación que no lo puedes escuchar de manera casual, tienes que sentarte a escucharlo y apagar el resto de tus sentidos para que tenga algún tipo de impacto en tí, sin esa actitud lo percibes como simple bulla. Además este tipo de música es como una sustancia espesa y pesada que va cayendo en el agua, tienes que esperar que se asiente y eso solo lo logra el tiempo y muchas escuchadas con la actitud apropiada.
Estoy mortalmente seguro de eso.

ÁLVARO

Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment