RESEÑAS: AMARANTHE/ MASSIVE ADDICTIVE (2014)

El 21 de Octubre salió al mercado el más reciente álbum de la banda sueca AMARANTHE. Es el 3er larga duración de la banda y hace honor a su nombre, la música es MASIVAMENTE ADICTIVA. 

AMARANTHE es una banda que tiene desarrollada una noción realmente sólida y fresca de la música que confeccionan. THE NEXUS del 2013 llevó un paso adelante la novedosa propuesta de la banda, con temas que tienen la exacta dosis melosidad como para tararearlos poco tiempo después de haber escuchado la totalidad de los tracks, y aún así conservar valor y profundidad en el sonido. En este álbum siguen desarrollando esa idea de manera concreta y contundente. Tenemos lo que la prensa internacional llama: METAL MODERNO. Aunque en realidad logran una mezcla acertada entre el melodeath y el power metal, encontramos también tintes metalcore a lo largo de los temas. Aunque las etiquetas están de más, es necesario tratar de definir el sonido que los suecos exploran con sus álbumes. MASSIVE ADDICTIVE es otro intento de jugar con esa mezcla, brindando una concepción ecléctica al metal. Planteamiento que se admira y respeta, más que todo porque logran un sonido totalmente main stream.

 A estas alturas del partido la banda cuenta con tal cantidad de éxito, que ya no necesitan mostrarse en las portadas de sus álbumes, en MASSIVE ADDICTIVE la portada es el logo de la banda, se ve realmente elegante.



Los elecmentos electrónicos y pop siguen en las estructuras de los temas, la renovación constante de las melodías por parte de las 3 vocales están a la orden del día. El trabajo en teclado es realmente soberbio, la manera en que explora matices industriales y trance, llevados de la mano con la hermosa (hermosísima) voz de Elize Ryd, sin dejar de lado los contra cantos, coros y soleos que realiza Jake E y la guturalidad de Andreas Solveström, le da riquesa y profundidad a la música que los suecos proponen.
Olof Morck la tiene clara a la hora de repartir sólos de guitarra y riffs, este tipo tiene merecido el éxito de SU banda por lo innovador que presenta sus temas a la hora de componer.

Darle ese giro de comercial a la complejidad melódica que maneja AMARANTHE es un acierto que sólo logra gente experimentada en la música. Olof Morck no se equivoca en MASSIVE ADDICTIVE al momento de confeccionar la lista de temas que presenta el trabajo, desde el encendido de la mecha con que comienza Dynamite hasta Exhale, el trabajo entretiene y brinda ese sonido particular que distingue a los suecos. Por lo general todos los temas no pasan de los 3 minutos, y eso es acertado ya que al tener una estructura cíclica de coros y estrofas, extender los tracks a más de eso sería un suicidio musical. 
AMARANTHE cumple su cometido en este nuevo álbum, nos entregan 12 temas súper disfrutables, agradables, vibrantes y mega energéticos. Es que al final de cuentas de eso se trata esta banda, no pretenden  sonar más pesados y extremos de lo que sus recursos les permiten, es más, cada álbum suena más main stream que el anterior sin que esto sea algo negativo, esta es una propuesta que han mantenido desde su primer trabajo por lo tanto es honesto.


Comentarios ofensivos, ilegibles o SPAM serán eliminados.

Thanks for your comment